taboo… el fin.

El 1 de junio aterrizó en este humilde blog una entrada algo picantona, algo refrescante, algo atípica; fruto fotográfico de la visita a un espectáculo oculto entre las callejuelas de las frías noches de Barcelona.

Hacia la recta final del show, justo en el momento cuando aparecía en escena una silueta pintada entre la neblina, aquella historia quedó truncada, se quedó sin un final… las últimas fotos se quedaron suspendidas en el aire, esperando a ser rescatadas…

Fue entonces cuando pedí a Karo, editora de librogenica, que hilara una historia a partir de los últimos suspiros del espectáculo. Aquí tenemos el resultado, algo más lírico y poético que lo que os tengo acostumbrados, está claro que ha sido tocada con el don de la pluma.

Podéis ver la misma entrada publicada pinchando aquí.

Ahora pónganse cómodos, bajen las luces, asegúrense de subir el volumen de sus altavoces, pongan una buena música de fondo (os aconsejo encarecidamente Blue Velvet), y disfruten del espectáculo…

The show must go on!

 


 

El tropiezo de sus pasos, la cinta de su mirada.

La escena pronuncia su vacío, sumergida en pozo escarlata de sus neones.

Ella viene.

 

taboo

 

Percibe su olor. El olor al amor trágico, correspondido. El tufo a la pérdida. El aroma a la soledad.

Como una droga,  ella inhala su fragancia.

Ella entra.

 

taboo

 

La mirada del flamenco, con el iris llena de tormentas. Los ojos encendidos, el cansancio, la ardua búsqueda no cesa jamás.

Ella cruza.

 

taboo

taboo

 

La ráfaga del aire la acaricia, ella niega su placer… las partículas balancean alrededor de su silueta, ella rasga su deleite. 

Ella gira.

 

taboo

taboo

 

Su pluma ágil, su corona llena de gracia, su disfraz bello arrugado por tristeza. Ella se inclina hacia esperanza, añora el consuelo.

Ella grita.

 

taboo

 

Subyugando la audiencia, con esmero, ella, ausente, sus pies dibujando los círculos del infierno.

Ella baila.

 

taboo

taboo

 

Se entrega a los brazos invisibles tan cercanos, tan lejanos. Se agita en el bullir de sus pasiones.

Ella mira.

 

taboo

 

Opacidad de hoy contra la invisibilidad de mañana. El contraste.

Ella, su cuerpo, su alma. Ironía que da cobijo.

Ella sigue.

 

taboo

 

Ella sigue.

 

taboo

 

Ahora, nunca más. Palabras brillantes en su impotencia, regocijan el futuro entre las mesas de la sala.

Ella baila.

 

taboo

 

En silencio florece, los pétalos de sus pechos sedientes de aplausos, la cintura amenaza con una pirueta, hermosura.

Ella tuerce.

 

taboo

 

La curva de su espalda, la pista de la pasión, helada de soledad. La línea de su cuello olvidada por caricia. Hoy, pálida de añoranza…

 

taboo

 

La libertad fallida, la negrura de las noches, el sincolor de los días. Nostalgia vestida de viuda.

Ella ya no. Nunca.

 

taboo

 

Abrazando polaroids de sus recuerdos dulces, la caja de madera vieja.

Ella no. Quiere pero solo a veces. Siempre.

 

taboo

 

Ella vuelve…

 

taboo

 

El refugio de la ternura versus el amargo sorbo de salida.

La espalda de ella contra la pared de su dormitorio, ya no la frotará con la pasión. Aunque él quisiera…

 

taboo

 

No levanta los pies del suelo, la vertiente imaginaria la empuja hacia el eterno vacío.

Cubierta de plumas, entre sus sedas duerme el dolor.

Ella sufre.

 

taboo

 

El temblor de los párpados grabando memorias de caricia, el ardor del frío, la fricción del amor que fue.

La confitura de sus labios, el jugo de sus lágrimas hunde los restos de la sonrisa…

Ella quiere.

 

taboo

taboo

 

La lluvia de placer contra ese frío chubasquero de la realidad.

La visión de ayer se desliza por la superficie oblicua.

Ella añora.

 

taboo

 

Las palmas estiradas hacia la luna invisible, los besos de él que nunca llegarán. Ella…

 

taboo

 

Ella siente.

 

taboo

 

Ella…

 

taboo

 

Él. Sentado en la penumbra… Él se levanta.

Él. Vuelve su mirada, otra vez, será la última… En la escena ella… Suya. Siempre. Antes. Nunca. Nunca más.

 

taboo

 

Él solloza. Sale. Maldice el amor desde el principio negado, desde el inicio imposible. Ellos dos. Nunca. La capa carmesí de pasión desgarrada. Un hilo perdido. El desliz de una costurera…

Ella sabe.

 

taboo

 

No volverán mañanas frescas con vida, los sueños ya no murmuran sus nombres entre los pliegues de las sábanas. La ruptura empapa el sofá, las fotos blanquecidas la cazan…

-

La historia sin inicio que nunca tendrá fin.  La campana no anuncia nada.

La muerte del prólogo persiguirá los amantes.

Ella. Él. Para siempre…

 

taboo

 

Entre las profundidades del terciopelo azul. Ella. Él. Se buscan en la nube del terciopelo azul.

La tela gruesa les acurruca.

Azul frío, azul oscuro, azul ambiguo. Azul peligroso. Azul terciopelo ahogó los rayos de su amor. Azul terciopelo rompió las alas, maltrató la canción.

Él. Tan violenta la brocha que antes era el lazo. Ella.

Azul que era…

Rojo vivo. Rojo pasión. Rojo tortura.

 

taboo

 

Se puede amar demasiado. El mal del amor. En la soledad… se convierte en la locura.

 

- fin -

 

Fotos: David Flores

Texto: Karolina Ostrowska

Share


13 respuestas a taboo… el fin.


    Javier Gómez
    29 julio, 2011

    Currado. El trabajo fográfico muy bueno técnicamente y profundo en contenido. El texto de nivel y poético.
    Fantástica combinación.
    Saludos!



    Manolo Pérez
    29 julio, 2011

    No tengo palabras!!!!
    Un texto maravilloso y las fotos, como siempre, que te voy a decir….
    Precioso el conjunto en general!

    Saludos y que pases buen finde



    Luis Serrano
    29 julio, 2011

    Chulísimas las fotos, algunas un poco azul pitufo, pero realmente buenas :-) Te envidio! Este tipo de foto lo tengo poco o nada dominado, me encantaría practicar. Le sacaste buen partido a la tarde.

    Enhorabuena!



    Karo
    29 julio, 2011

    Las fotos son maravillosas… El texto al final sobra. Era un gran desafío escribir en paralelo de esta gran foto-sonata. Me ha encantado poder colaborar contigo. Besos



    Karo
    29 julio, 2011

    @Luis Serrano Lástima que no te hayas leído el texto, explica la historia de “azul pitufo”…



    Jexweber
    29 julio, 2011

    Con lo difícil que es fotografíar estos espectaculos y tu lo has clavado, muy buen trabajo!



    Alberto / Zumito
    29 julio, 2011

    Vaya posts que os currais :)



    dreamflow
    29 julio, 2011

    Gracias por los comentarios! Creo que el verdadero reto aquí ha sido hilvanar una historia con un montón de fotos desordenadas e inconexas, y creo que finalmente Karo lo ha conseguido…
    Hemos aprendido de la colabración y seguramente caiga alguna más en un futuro no muy lejano.



    Non-stop Violence!
    29 julio, 2011

    Increible. Las fotos son una pasada (algunas directamente a favoritas) y el texto no se queda atras. Felicidades a los dos, porque os ha quedado de fabula.



    Mario
    30 julio, 2011

    Muy buenas las fotografías, se perciben todos lo movimientos y gestos muy bien detenidos en el tiempo por tu apreciación visual, también se ven con naturalidad, la chica es guapa y tiene bonita figura, eso ayuda, si bien las tomas le dan cierta elegancia a un espectáculo que tranquilamente puede precindir de ello. Los felicito por su iniciativa tan creativa, no hay nada como compartir como pareja una afición tan bella como la fotografía. Un abrazo.

    Mario.



    dreamflow
    30 julio, 2011

    Muchas gracias por comentar!



    Daniel Berlanga
    30 julio, 2011

    Desde luego un post para quitarse el sombrero.
    Felicidades David y Karo :D Muy bueno el texto acompañando las imágenes contando la historia ^^



    Oscar
    31 julio, 2011

    Como se me ha pasado esta entrada? a ya se, tres dias off line, necesidad de desconectar.

    Menudo tamdem, Karo y tú. Las fotos genials junto con el texto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>